Adriana Bustos, Claudia del Río, Mónica Millán: Paisaje peregrino

Visiones fantásticas, históricas y naturales confluyen en esta exposición que reúne a tres artistas referentes del arte argentino contemporáneo. Las obras de Adriana Bustos (Bahía Blanca, 1965), Claudia del Río (Rosario, 1957) y Mónica Millán (San Ignacio, 1960) resultan fundamentales para comprender y reescribir la imaginación de lo local. Sus poéticas tienen una relación estrecha con el medio ambiente que las nutre, desde la presencia alquímica del río Paraná y la espesa selva guaraní hasta la relación tensa que sostienen con la herencia colonial. En sus piezas viajan también las interacciones afectivas y políticas que cada artista ha entablado con diversas comunidades a través de su trabajo de campo, entre prácticas artesanales, científicas, pedagógicas y espirituales.

Sus dibujos, pinturas, textiles, esculturas y videos, realizados en los últimos treinta años y algunos especialmente para esta exposición, se organizan en amplios espacios abiertos que se despliegan desde el centro de la sala. Desde allí, podremos adentrarnos en las obras de Millán, cuyas imágenes transmiten su sensibilidad vegetal y abigarrada, que recupera una atmósfera ancestral. Asimismo, en las obras de Bustos, cuyos mapas superponen la historia social y económica con el pensamiento mágico, inventa nuevas ciencias que iluminan el lenguaje y sanan las herencias. Y podremos sumergirnos en la indomable pulsión de la obra de Del Río, quien, por ejemplo, dibuja humanizando maíces, gesto que logra condensar de modo exponencial la historia colonial del continente. Desde estas coordenadas, la exposición se abre hacia posibles interacciones entre la naturaleza, el campo social y la espiritualidad,  genera acontecimientos que interfieren con el lenguaje y extravían las leyes del tiempo.

Así, desde un centro que reúne obras icónicas de las artistas, la exposición se fuga hacia reflexiones sobre el paisaje, la relación de los cuerpos con el territorio y el enigma más sutil de sus experiencias poéticas. El paisaje aparece como un generoso repertorio plástico de colores y de formas, pero también como un imán para la fantasía y como un espacio de disputa con las fuerzas culturales y económicas extractivas.

A partir de un vínculo fecundo con los saberes heredados, la fragilidad de la relación con el mundo se manifiesta en incesantes actos meditativos. Las obras transforman el quehacer manual en rituales, tan cerca de la artesanía como del ejercicio espiritual. Desde las vírgenes flotando en ríos caudalosos y los seres mitológicos, hasta la repetición del círculo geométrico, todo encarna un fulgor radiante.

Curaduría: Carla Barbero

Asistencia curatorial: Ángeles Ascúa

Adriana Bustos (Bahía Blanca, 1965) Es egresada de la Escuela de Bellas Artes Figueroa Alcorta y de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba. Participó del Programa para Artistas Visuales del Centro Cultural Rojas, de la Fundación Antorchas y Programa Inter-campos de Fundación Telefónica. Entre sus exhibiciones recientes se destacan “Cosmopolis 2: Rethinking the human” en el Centro Pompidou de Paris en 2019, “La máquina de visión. Ejercicio 3: El retorno de lo reprimido” en Fundación Klemm en 2018, “Prosa del Observatorio”, en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, España 2017. Fue artista residente en San Art (Vietnam), en LARA, Latin American Roaming Art, (Colombia) en El Basilisco (Avellaneda); Residencia Internacional para Artistas en Argentina, RIAA (Ostende); Braziers (Oxford); Phoenix Art (Brighton) y La Guarda (Salta).  Participó de las Bienales Dhaka Art Summit, Bangladesh (2020); Sharjah, Emiratos Árabes (2019); Global Sur, Argentina (2017); Asunción, Paraguay (2015); Site Santa Fé, EEUU (2014); Montevideo, Uruguay (2014 y 2019); Rennes, Francia (2012); Estambul, Turquía (2011); Encuentro Internacional de Medellín, Colombia (2011); Fin del Mundo, Ushuaia (2009); Mercosur, Porto Alegre, Brasil (2005). Su obra está presente en las colecciones del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, Colección Fundación Kadif (USA), Fundación Bienal Sharjah (EUA), Fundación Asiacity (Australia), Fundación Federico Klemm, Fundación Osde, Museo Arte Contemporáneo de Rosario (Argentina); Museo de Arte Moderno de Medellín, Banco de la República de Colombia, Museo de Arte Contemporáneo de Lisboa (Portugal), Fundación Arco Ifema, (España), Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (España), Braziers International (Reino Unido), Fundación Cassa di Risparmio, Módena (Italia). Vive y trabaja en Buenos Aires.

Claudia del Río (Rosario, 1957) Es Licenciada en Artes Visuales por la Universidad Nacional de Rosario, donde es docente desde el año 1982. Entre 1981 y 1983 formó parte del CEAC (Grupo experimental de arte contemporáneo), entre 1984 y 1986 del Colectivo APA Artistas Plásticos Asociados de Rosario. Desde el 2001 forma parte de los equipos docentes en las clínicas de obra realizadas en diversas provincias organizadas por Trama, Fundación Antorchas y el Fondo Nacional de las Artes. En 2002 cofundó el Club del Dibujo, un espacio de pensamiento y acción; desde el 2006 desarrolla el proyecto Pieza Pizarrón (Lehrstücke), dispositivo de dibujo, teatro y pedagogía. En 2007 inició RUSA: Residencia para Un Solo Artista. Formó parte del Archivo Enciclopedia Oliveros entre 2013 y 2018, archivo de la producción visual de artistas que viven en la Colonia Psiquiátrica Oliveros. Participó en la Bienales de La Habana (Cuba), Mercosur en Porto Alegre (Brasil), Medellín (Colombia) y Salto (Uruguay). Y viajó a las residencias Programa Do Largo Das Artes, Espazio Vazio y Cooperativa de Mulheres Artistas, Río de Janeiro (Brasil), Apotheke, Udesc, Florianóplis (Brasil), Casa B, Museo Bispo do Rosario, Rio de Janeiro (Brasil), Espacio Recombinante y Dobradiça, Santa María (Brasil), Taller 7 y Museo de Antioquia, Medellín (Colombia), Kiosko, Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), Fundación Valparaíso, Mojácar (España), RIAA, Ostende (Argentina), Arteleku, San Sebastián (España). Sus obras integran las colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes, Museo Municipal de Bellas Artes “Juan B. Castagnino” de Rosario, Colección Osde, Colección Banco Supervielle, Museo Provincial de Bellas Artes «Timoteo Eduardo Navarro» de Tucumán, Museo de Bellas Artes de Salta, Argentina; Jack S. Blanton Museum of Art de Austin, Texas y Karno Books de Los Ángeles, E.E.U.U.; Centro Wifredo Lam de La Habana, Cuba; Museo Bispo do Rosario, Río de Janeiro, Fundação Vera Chaves Barcellos, FVCB, Porto Alegre, Brasil; MACBA, Barcelona, España. Es autora de los libros Litoral y Cocacola (2012), Pieza Pizarrón (2013), Ikebana política (2016) y la plaqueta Hola, sol gigante (2018) publicados por la editorial Iván Rosado. En 2019, la editorial londinense Peter Lang lanzó una nueva versión de Ikebana política. Notas, cuadernos y ejercicios. Vive y trabaja en Rosario.

Mónica Millán (San Ignacio, Misiones, 1960) Estudió en el Profesorado de Dibujo y Pintura Antonio Ruiz de Montoya de Posadas. Recibió becas de la Fundación Antorchas, el Fondo Nacional de las Artes, Fundación Rockefeller, Fundación Telefónica y de la Academia Nacional de Bellas Artes y en el año 2000 obtuvo la beca Trama. Fue seleccionada para participar de residencias en Banff, Canadá, y Bellagio, Italia. Desde 1997 realiza curadurías, además coordina programas de clínicas y seminarios de arte. A partir del año 2002 trabaja en Paraguay con un pueblo de tejedores, asesorada por Ticio Escobar. Entre sus principales exposiciones destacan: Anotaciones y algunas flores, Galería Palatina, Buenos Aires, 2019; 11ª Bienal del Mercosur «O Triângulo Atlântico» en el Museu de Arte do Rio Grande do Sul, Porto Alegre, 2018; Solo Project, Galería Zavaleta Lab, Arco Madrid, 2014; Bienal del Sur, Panamá, 2013; El nacimiento de los colores, Galería Oscar Cruz, San Pablo, 2012; XI Bienal de la Habana, 2012; Bienal Vento Sul, Curitiba, 2011; El río bord(e)ado, La Línea Piensa, Centro Cultural Borges, 2009; Spanierman Modern Gallery, Nueva York, 2007; Situación de estudio El vértigo de lo lento, Bienal de Cuenca, Ecuador, 2004; Fundación Rockefeller y Museo del Barro, Yataity, Paraguay, 2002; Jardín de resonancias, Museo de Arte Contemporáneo de la UNAM, Posadas, 2003; Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, 2002; The Other Gallery, Banff Centre of the Arts, Canadá, 2001. Recibió el Primero Premio de Dibujo Fundación Trabucco organizado por la Academia Nacional de Bellas Artes, Argentina en el 2011, también fue galardonada en el Premio Roggio del Museo Caraffa de Córdoba en el 2008, en la Bienal de la Cuenca en Ecuador edición 2004, Salón Artistas del Río de la Plata de la Fundación Osde, Premio Arandú de la Municipalidad de Posadas, Misiones, Argentina en el 2004; en el Premio de la Fundación Klemm, 2003 y en el Salón Banco Ciudad, Buenos Aires, 2001. Sus obras integran, entre otras, las colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes, Museo de Arte Contemporáneo de Salta, Museo Provincial de Bellas Artes Emilio Pettoruti de La Plata, Museo Castagnino + macro de Rosario, Museo Provincial de Bellas Artes Juan Yapari de Misiones. Vive y trabaja en Buenos Aires.