Gabriel Lester. Secuencias de un hábitat

En Habitat Sequences / Secuencias de un hábitat, el artista toma principios básicos del cine como el encuadre, el infinito y la iluminación para crear tensiones espaciales sin acción o escenas distinguibles, más allá de la construida por la sumatoria de diversas atmósferas. Al mantener los saltos lumínicos en un tiempo constante y con cambios bruscos y sin pausas, Lester crea elipsis espaciales. Bajo una estructura segmentada, como si se tratara de un decollage sobre una totalidad que nunca se percibe completa, la reconstrucción de una posible totalidad es solo armada por una imagen mental del espectador donde se mezcla la memoria, la percepción presente y la proyección.

El pensamiento de Lester parte del análisis de la construcción narrativa, trabajada desde distintas disciplinas pero, sobre todo y en este caso particular, desde la cinematografía. El espacio es narrado a partir de su inmersión en un tiempo cíclico, secuenciado por el loop lumínico que rompe con la idea de relato tradicional al no existir coordenadas claras de un principio y un final.

Estos agujeros negros contienen una gran potencia narrativa gracias a la infinidad de posibilidades que contiene la ausencia (o aquello que está presente pero más allá de un sistema visible). A partir de la relación entre una ausencia y una presencia es posible completar la experiencia empírica al agregarle una zona sensible y creativa, y así llegar a un mayor conocimiento sobre lo que percibimos.

En esta ocasión, entre otros mobiliarios, se utilizaron piezas de la colección de diseño industrial del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.