Bernardo Ortiz: Borrar.

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires presentó la primera exposición individual en la Argentina de Bernardo Ortiz (n. Bogotá, Colombia, 1972), un artista preocupado por el acto de ver y sus dobleces. Con su trabajo, Ortiz nos invita a aguzar la mirada y a preguntarnos cómo se construye una imagen y qué constituye una obra de arte. Y nos provoca abiertamente al titular su exposición Borrar.

La obra de Ortiz explora los territorios del dibujo, la escritura y la tipografía y cruza la frágil frontera entre la obra de arte que se crea escribiendo y el dibujo que forma parte de un texto mayor: el de la práctica cotidiana del artista. El resultado es un conjunto de obras que juega con la poesía concreto-conceptuala la vez que la desanda a cada paso cuando crea y produce conversaciones que, de cerca y de lejos, la envuelven con una inteligencia filosa y un cálido sentido del absurdo.

Sus medios son simples: una hoja de papel, un retazo de seda, una computadora portátil, tinta o un lápiz negro y duro. Esta modestia de recursos impone un ritual riguroso para la creación de ciertos trabajos: el regreso cotidiano a diversas series de obras a través de las cuales el artista se compromete a usar el dibujo para hacer visible el paso del tiempo. En este sentido, su obsesión no está lejos de la de su padre arquitecto, o de la de Marcel Broodthaers, On Kawara o John Cage, por mencionar solo a algunos de los grandes artistas que bien podrían pertenecer a su familia o que han nutrido su pensamiento.

Bio: Bernardo Ortiz (Bogotá, 1972) estudió Artes Plásticas y Filosofía. Ha realizado exhibiciones individuales en Bogotá, San Pablo y Sevilla, y ha participado en exposiciones internacionales entre las cuales se destacan: 11ème Biennale de Lyon, en Lyon (2011); 30a Bienal Internacional de Arte de São Paulo, en San Pablo; Marking Language, Drawing Room, en Londres (2013); XI Bienal de Monterrey FEMSA, en Monterrey (2014); XII Bienal de Cuenca, en Cuenca (2014); Game Piece, REDCAT, en Los Ángeles (2015); y 20th Biennale of Sydney, en Sydney (2016).