Actividades para el aula

Transformar espacios
Propuestas para trabajar en el aula

Árbol de cuadros es una obra performática y audiovisual de Magdalena Jitrik que forma parte de la exposición Vida abstracta. El video, filmado en Súper 8, presenta distintos árboles que la artista ha utilizado como soporte para colgar sus pinturas. De este modo, un espacio cotidiano (en este caso, la naturaleza) se vuelve un soporte expositivo y las pinturas, en lugar de permanecer encerradas entre cuatro paredes, se vinculan con la vida del entorno.

Proponemos realizar una muestra de los trabajos de los estudiantes interviniendo un espacio poco usual. Pueden recorrer la escuela para identificar distintos  lugares que llamen la atención al grupo. Luego de escoger el espacio definitivo, los invitamos a que dispongan las obras y observen: ¿Se ven diferentes las obras colgadas en ese espacio a como se veían dentro de las carpetas de trabajo de cada uno, o en el aula? ¿Se ve distinto el espacio en el que colgaron los trabajos? ¿Notaron cambios en la forma en que transita ese espacio el resto de la comunidad de la escuela?

Te esperamos en el museo para visitar esta y todas las obras de la exposición Vida abstracta. ¡También nos gustaría recibir las creaciones de los estudiantes! Podés enviarlas a [email protected]

Magdalena Jitrik, El fin, el Principio, 2012-2013. Video super 8 transferido a medios digitales 10m, 15 s.

Cuerpos en escena 
Propuestas para trabajar en el aula

Fragmentos es una obra de Mariela Scafati que forma parte de la exposición Vida abstracta. Se trata de una obra que juega con el color. Está construida con tela y bastidores de colores plenos que, organizados en el espacio, forman una figura parecida a un cuerpo humano.  

Proponemos trabajar en la creación colectiva de una obra que reconstruya un cuerpo a partir de la yuxtaposición de distintos planos de un mismo color. Estos planos pueden provenir de papeles pintados a mano, pero también de una selección de objetos cotidianos de distintos tamaños como ropa, libros, carpetas, fotografías, tapas de contenedores plásticos y otros elementos que respeten el color elegido. 

Una vez realizada la obra, invitamos a reflexionar colectivamente: En relación con el cuerpo que crearon, ¿qué comunican las formas que usaron para componerlo?, ¿qué comunica el color elegido?, ¿qué comunican los colores cuando se aplican sobre un cuerpo humano? ¿Es lo mismo representar un cuerpo en color naranja que hacerlo en azul, rosa, blanco o negro?  

Te esperamos en el museo para visitar esta y todas las obras de la exposición Vida abstracta. ¡También nos gustaría recibir las creaciones de los estudiantes! Podés enviarlas a [email protected] 

Mariela Scafati, Fragmentos antes de tocar la guitarra, 2015 

Descubrir nuestro entorno
Propuestas para trabajar en el aula

Febrero es el mes del regreso a clase, por lo que compartimos con los docentes algunas ideas para trabajar en el aula la representación del territorio a partir de las artistas de la exhibición Adriana Bustos, Claudia del Río, Mónica Millán: Paisaje peregrino. Hoy: Claudia del Río.

Claudia del Río (Rosario, 1957) tiene una extensa serie de dibujos a los que llama los “niños maíces”: a través de ellos genera seres que mezclan los rasgos humanos con uno de los alimentos centrales de Latinoamérica. Así, deja al descubierto que gran parte de lo que somos se vincula con nuestro entorno: el clima en el que vivimos, los animales que conviven con nosotros, la tierra que nos rodea y aquello que obtenemos de ella para vivir. Encontrarnos con imágenes que mezclan estos elementos en una misma figura nos invita a pensar en nuestros propios consumos y en nuestra relación con el entorno

Les proponemos imaginar con qué elementos de nuestro entorno nos encontramos más mimetizados: ¿hay algún alimento propio de nuestro lugar de origen con el que nos sentimos especialmente conectados? Y si no, ¿hay algún alimento propio de otro lugar con el que sintamos esa relación? ¿Hay algún otro elemento, natural o artificial, al que nos sintamos profundamente ligados? Invitamos a realizar un retrato en el que se mezclen nuestros rasgos personales con los de ese alimento u objeto. 

Niños Maíces, Claudia del Río, 2016. Foto: Viviana Gil

Construir paisajes
Propuestas para trabajar en el aula

Febrero es el mes del regreso a clase, por lo que compartimos con los docentes algunas ideas para trabajar en el aula la representación del territorio a partir de las artistas de la exhibición Adriana Bustos, Claudia del Río, Mónica Millán: Paisaje peregrino. Hoy: Adriana Bustos.

Adriana Bustos (Bahía Blanca, 1965) trabaja de manera recurrente con los mapas. En sus obras traza cartografías personales que se mezclan con los mapas convencionales: arma continentes y océanos imaginarios, incorpora personajes ficticios y reales, muchos de ellos históricos. Estos mapas, tan propios y atravesados por sus intereses, nos invitan a pensar en la arbitrariedad de los mapas que nos rodean todos los días ¿Quiénes han determinado nuestros mapas a lo largo de la historia? ¿Qué representan esos mapas y para qué sirven? ¿Qué información incluyen y cuál dejan afuera? ¿En qué se parecen a un paisaje y en qué se diferencian?

Proponemos trabajar en el diseño de un mapa personal, que represente el lugar donde cada uno vive. Ese lugar puede ser la habitación de una casa, un barrio, una ciudad, un país. Puede incluir animales, elementos geográficos así como otros personales, puede tener fronteras delimitadas o estar abierto a todo aquello que lo rodea. Lo importante es recordar que, por más que sea imaginario, un mapa siempre es una guía para ayudar a quien lo lee a conocer, entender y cuidar un entorno. Invitamos a los estudiantes a pensar: ¿Qué entenderá sobre mí quien lea este mapa?

Imago Mundi XI: Wheel Map, Adriana Bustos, 2012

Construir espacios: mi mapa
Propuestas para trabajar en el aula

Febrero es el mes del regreso a clase, por lo que compartimos con los docentes algunas ideas para trabajar en el aula la representación del territorio a partir de las artistas de la exhibición Adriana Bustos, Claudia del Río, Mónica Millán: Paisaje peregrino. Hoy: Adriana Bustos.

Adriana Bustos (Bahía Blanca, 1965) trabaja de manera recurrente con los mapas. En sus obras traza cartografías personales que se mezclan con los mapas convencionales: arma continentes y océanos imaginarios, incorpora personajes ficticios y reales, muchos de ellos históricos. Estos mapas, tan propios y atravesados por sus intereses, nos invitan a pensar en la arbitrariedad de los mapas que nos rodean todos los días ¿Quiénes han determinado nuestros mapas a lo largo de la historia? ¿Qué representan esos mapas y para qué sirven? ¿Qué información incluyen y cuál dejan afuera? ¿En qué se parecen a un paisaje y en qué se diferencian?

Proponemos trabajar en el diseño de un mapa personal, que represente el lugar donde cada uno vive. Ese lugar puede ser la habitación de una casa, un barrio, una ciudad, un país. Puede incluir animales, elementos geográficos así como otros personales, puede tener fronteras delimitadas o estar abierto a todo aquello que lo rodea. Lo importante es recordar que, por más que sea imaginario, un mapa siempre es una guía para ayudar a quien lo lee a conocer, entender y cuidar un entorno. Invitamos a los estudiantes a pensar: ¿Qué entenderá sobre mí quien lea este mapa?

Imago Mundi XI: Wheel Map, Adriana Bustos, 2012

Greco, el informal

Alberto Greco formó parte del Movimiento Informalista, una corriente artística que propuso nuevas maneras de pensar el arte y puso en discusión el límite de lo ¨artísticamente correcto¨ a partir de la exploración de una nueva materialidad en la pintura.

Sus series de pinturas negras, realizadas a partir de 1959, son telas y maderas en las que mezcla el óleo con brea, esmalte, tierra y todo tipo de materiales no tradicionales. Exponía muchas de sus obras a la intemperie, para que las fuerzas de la naturaleza, como la lluvia, el viento, el rocío del amanecer o el calor del sol del mediodía, alteraran azarosamente la composición y los materiales, lo que daba lugar a resultados imprevisibles y maravillosos.

¿Te animás a trabajar este proceso en una obra de tu autoría?

Alberto Greco. Sin título o Pintura hombre, Óleo y esmalte industrial sobre tela (1960). Exhibida en ¨Una llamarada pertinaz. La intrépida marcha de la colección del Moderno¨, en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (2018)

Saberes cruzados

La formación académica de los artistas no se limita únicamente a las artes visuales. El cruce entre la práctica artística y otros campos del conocimiento da lugar a otras dinámicas que enriquecen y generan nuevos puntos de vista acerca del arte. Desde el área de universidades del museo te compartimos el caso de Elda Cerrato (argentina nacida en Asti, Italia, en 1930).

En el segundo subsuelo del Museo de Arte Moderno tiene lugar la exhibición temporaria “El día Maravilloso de los Pueblos», de Elda Cerrato.La exposición antológica recorre diferentes momentos de su vasta producción artística. La artista se formó como bioquímica y, en su etapa inicial, se puede apreciar el cruce entre sus estudios en bioquímica y las experimentaciones plásticas y el esoterismo. La serie «Ser Beta» aborda el misterio de los seres vivos, los planetas y el espacio exterior, y representa la visión de la artista sobre la vida, sus formas y sus energías.

Elda Cerrato, Algunos segmentos, 1970, film 16 mm transferido a digital, color, sonido. Colección del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

Escenarios de ciencia y ficción

Durante gran parte del 2020 sentimos que estábamos inmersos y éramos seres imposibles dentro un film de ciencia ficción. La frontera entre lo inverosímil y lo real estuvo sutilmente desdibujada. Desde el Museo Moderno los invitamos a reflexionar sobre esta obra de nuestra colección.

Sebastian Gordin (1969, Buenos Aires) utilizó poliéster, fibra de vidrio y madera para darle vida a esta obra titulada “Nikita G” realizada en el año 2004. En ella observamos una realidad alternativa con seres humanoides en un escenario fantástico de destrucción.

Es una pieza intrigante que nos hace pensar en las diferentes formas que puede adoptar el caos dentro de la cabeza de un artista… Pero también nos invita a considerar los posibles escenarios virtuales o materiales que construimos colectivamente y el rol individual que cada uno tiene en la construcción de nuestra cotidianeidad.

Sebastián Gordin, Nikita G, 2004 exhibida en Una llamarada pertinaz, la intrépida marcha de la colección del Moderno en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (2018)

Palabras sentidas

¿Cómo se nombra una obra de arte? 

A través de los títulos, los artistas ofrecen claves para comprender sus obras de arte. Pueden ser irónicos, narrativos, poéticos o explicativos. A veces, conocer el título de una obra puede cambiar lo que pensamos sobre ella. En 1962, Emilio Renart compuso esta obra con un lienzo que se cuelga de la pared y una estructura metálica hecha de aluminio, tul, aserrín y resina que emerge de la pintura. En aquel entonces, mucha gente consideró que esa y otras piezas similares del artista eran “monstruos”. En algunas visitas guiadas, chicos de varias escuelas le pusieron nombres como “escultura viva”, “gallina galáctica” o “submarino cósmico”. Renart le puso Bio-Cosmos nº1. ¿Cómo le pondrías vos?

Emilio Renart, Bio-Cosmos nº1, 1962, estructura metálica, aluminio, lienzo, pintura, cola vinílica, tul, aserrín, resina poliéster, 230 × 300 × 90 cm. Adquisición 1968. Museo de Arte Moderno de Buenos Aires

Emilio Renart. Bio Cosmos N 1
La necesidad del caos

Luis Felipe Noé (Buenos Aires, 1933) investiga, desde hace más de medio siglo, la teoría del caos. El artista argentino, en lugar de rechazar el desorden, lo abraza. En su libro Antiestética (1965) acepta y reconoce el caos como una nueva realidad, necesaria para el funcionamiento de un mundo en constante cambio. Y agrega que, como habitantes latinoamericanos que somos, el caos es algo estructural con lo que tenemos que aprender a convivir.

Desde el Museo de Arte Moderno queremos invitarlos a seguir ampliando y reflexionando sobre lo que entendemos por caos. La experiencia de la pandemia mundial por Covid-19 nos hizo sentir, en muchos casos, en un abismo, en una realidad distópica y desesperante, pero también la cuarentena nos ha posibilitado espacios de introspección y crecimiento interior.

En esta línea de pensamiento, ¿cómo impactó el caos del contexto actual tu experiencia universitaria? Te invitamos a conocer más sobre la teoría de Luis Felipe Noé y a que nos dejes en los comentarios tu propia visión sobre el caos, ¡nos encantará leerla!

Luis Felipe Noé, Figuras, 1960, óleo sobre tela. Colección del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

El cambio climático

Esta es una de las obras del artista Nicolás García Uriburu de la colección del museo. Después de la observación, proponemos el siguiente desafío: investigar sobre esta experiencia artística y trazar relaciones que nos permitan reflexionar sobre el presente.

¿De que se trató la obra?
Investiguen sobre el contexto en el que se produjo.
¿Cómo discute la obra con ese contexto?
En relación a las respuestas que hayan surgido entre todos, les sugerimos conectar su relación con el presente.

Nicolás Garcia Uriburu, Verte Venecia, 1970, 101 x 60,5 cm, fotografía coloreada y mapa Colección del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (donación del artista), 1980