El cine es otra cosa

Fecha
Tipo de entrada de Agenda
Cine

Viernes 010, 19:00 >  Countercultures and Undergrounds
Por Narcisa Hirsch

El cine experimental suele encontrarse directamente relacionado con una variedad de movimientos contraculturales, algunos de alcance global y otros de especificidad local. Algunos de estos cineastas se identificaron explícitamente con programas políticos radicales y, en otros casos, las exploraciones ideológicas ocurrieron implícitamente. Lo que sí une a estas películas es su alineamiento a algún tipo de fenómeno contracultural, juvenil o subterráneo. Varias de ellas documentan performances, acciones efímeras o intervenciones en el espacio público. En Marabunta -una película y performance de Narcisa Hirsch de 1967, que cuenta con la colaboración de Marie Louise Alemann y Walther Mejía, y la documentación en 16mm del cineasta radical Raymundo Gleyzer- se ve a la audiencia salir de una premier de Blow-Up de Antonioni, mientras interactúa con frutas, palomas vivas y un esqueleto gigante. Juventud, rebeldía, revolución de Enrique Pineda Barnet ofrece un documento extraordinario de las experimentaciones de un colectivo internacional liderado por el Grupo de Teatro Experimental cubano. En la línea de un détournement situacionista cruzado con gag punk, ismism de Manuel DeLanda registra las intervenciones del propio cineasta sobre carteles publicitarios de Manhattan a finales de los setenta. En Esplendor do Martírio, Sérgio Péo ensaya su teoría del Super 8 como vehículo del lenguaje, que luego se materializaría en el poema/manifiesto “O superoito como um instrumento de linguagem”. Esplendor do Martírio muestra a un grupo de intelectuales y artistas cariocas ocupando e interviniendo el espacio público para luego ser confrontados por las autoridades militares. Rolando Peña, figura icónica de la vanguardia de Venezuela, produce un diálogo imposible escenificado en una ruidosa avenida en la que se está construyendo el metro de Caracas, generando un extraño eco entre los debates intelectuales y el “progreso”. El viaje psicodélico en Super 8 de Alfredo Gurrola, basado en un poema del escritor español exiliado Tomás Segovia, destaca las preocupaciones centrales de una cultura alternativa radical contra hegemónica.

•Juventud rebeldía revolución, 1969, 35mm (proyectada como archivo digital), color, sonido, 30´
de Enrique Pineda Barnet I Cuba

•Ismism, 1979, Super 8mm film (proyectada como archivo digital), color, mudo, 5´57´´  
de Manuel DeLanda I México/ EEUU

•Marabunta, 1967, 16mm (transferido a digital), ByN, 8´
de Narcisa Hirsch (film y performance); Marie Louise Alemann y Walter Mejía (asistentes durante performance); Raymundo Gleyzer (cámara) I Argentina

•Esplendor do martírio, 1974, Super 8mm (transferido a digital), color, sonido, 9´30´´
de Sergio Peo I Brasil

•Cotorra 2, 1976, Super 8mm (transferido a digital), 10´
de Rolando Peña I Venezuela

•Segunda Primera Matriz, 1972, Super 8mm (transferido a digital), color, sonido, 13´
de Alfredo Gurrola I México

Narcisa Hirsch (1928, Berlín)
Es cineasta, con una larga trayectoria en cine experimental. En las décadas del sesenta y del setenta expandió su actividad en forma de instalaciones, objetos, performances, graffittis e intervenciones urbanas. Ha realizado más de treinta películas en súper 8 y en 16 mm: Come Out, Homecoming y El Aleph, entre otras. Vive y trabaja en Argentina.